Vale Dori recordó que era buena en Grupo 1

Internacional 01 de octubre de 2018 Por
Yegua argentina clasificó a la Breeders Cup Distaff (GI) luego de este extraordinario triunfo clásico
vale-dori
- Foto: Benoit Photo

Y un día volvió. La yegua que, en los últimos años, más alegría les dio a los argentinos en el exterior, volvió a mostrar su mejor versión y sumó un nuevo G1 a su campaña. Vale Dori sorprendió a varios, se quedó con el Zenyatta Stakes (G1) y sacó pasaje directo a la Breeder’s Cup Distaff.

Aunque desde lo estadístico no era malo, todos sabíamos que la mejor versión de la criada por el Haras Abolengo no había aparecido en este 2018. Pero los caballos buenos, los distintos, siempre tienen las puertas abiertas para regresar. Y así fue, Vale Dori volvió a sonreír en el momento exacto, en la carrera que la pondría en la Breeder’s Cup, aquella vieja espina que le quedó pendiente en su brillante 2017.

Joseph Talamo estuvo notable sobre la cruz de la hija de Asiactic Boy, ya que dominó la carrera en el momento exacto y no la abandonó nunca para poder contener la fuerte carga de La Fonce, por ¾ cuerpo. El trabajo de recuperación de Bob Baffert, para con la argentina, realmente es para aplaudir de pie. Vale Dori está de regreso, logró su décima victoria – tercera de G1- y se ganó su perecido lugar en aquella cuenta pendiente.