Tamburo Di Oro clasificó a la Breeders Cup

El crédito de Guillermo Aguirre ganó en 1.56 para los 2,000 metros en el césped.

Internacional Enrique Salazar (ElPotroRoberto.com) 28 de mayo de 2019
CHS TAMBURO DI ORO E
Foto: Jaime Cortés

Maduro y con otro potencial se muestra Tamburo di Oro en sus tierras natales. Ello quedó más que marcado este domingo 26 de mayo, cuando enfrentando doce rivales en el Clásico "Club Hípico de Santiago Falabella" (G1) se mostró abiertamente superior, logrando vencer con soltura de dos cuerpos, para no sólo anexarse la primera victoria clásica G1 de su campaña, sino para asegurarse también un valioso cupo para intervenir en las próximas Breeders’ Cup a realizarse el próximo mes de noviembre en Santa Anita Park.

Guiado por Jeremy Laprida, su jinete en sus últimas cuatro salidas, el castaño que entrena Guillermo Aguirre se dedicó a seguir los pasos del consistente Brown Storm y su perseguidor Peumayén durante largo trecho de la prueba, quedándose lejos, incluso llegando a estar a más 10 largos del puntero. Brown Storm, sin sentir presión por parte de Peumayén, se deslindó del lote en parciales de 24.14 (400m), 46.73 (800m) y 1:10.37 (1200m), en principio, para nada cómodos. Siempre sólido en punta, tomó el giro del codo final con buen paso, marcando la milla en 1:33.11, pero ya sintiendo los pasos de dos serios enemigos, Tamburo di Oro y Nombar que pasó a buscar la carrera en remate entrando a la recta, mientras Peumayén se iba al fondo sin pena ni gloria. Brown Storm, defendido por Guillermo Pontigo, intentó resistirse al ataque de sus rivales y lo logró a medias, porque no pudo con la aceleración final de Tamburo di Oro que, bajo el persistente estímulo de Laprida, con ambas manos, se hizo líder a poco más de 200 para el final, concretando así una victoria consagratoria, que le redime de su reciente fracaso en el Gran Premio Hipódromo Chile donde, perdiendo su invicto tras tres actuaciones en Chile, terminó penúltimo a casi 45 cuerpos del ganador.

Apenas ganador de dos carreras comunes y ambas sobre la milla, en la primera parte de su campaña desarrollada en Argentina, el castaño Tamburo di Oro pudo mostrar algo de su capacidad, figurando tercero en el Gran Premio Provincia de Buenos Aires (G1) en 2017 y quinto en el Gran premio de Honor (G1) el año pasado. Sin embargo, con un año más y de regreso a sus pagos, el caballo ha mostrado una evolución llamativa, derrotando acá a ejemplares con roce clásico de primer nivel desde hace un buen rato.

Te puede interesar