Alabarda retumbó la pizarra en el primero de los dos triunfos clásicos de 'Quaker State'

La hija de Yazamaan se vino de punta a punta en el primer clásico de la jornada.
0D0A3627
Foto: José Luis De La Cruz/2019

Alguna vez cuando fui a caballerizas, un vareador me dijo en relación a la chance de su caballo en una carrera: "Los caballos no saben de números así que si le juegan o no, ellos no se enterarán y correrán porque así es su instinto". Y no le falta razón en esta oportunidad, ya que a Alabarda no le importó el dividendo que estaba pagando y se vino de un viaje en el Clásico "Maidenform" del sábado por la tarde en el Hipódromo de Monterrico.

La hija de Yazamaan manejó las acciones desde el vamos y con un inspiradísimo Ronald Ramos durmió a sus oponentes en unos parciales somnolientos. En el derecho, cuando las atropelladoras quisieron aparecer, no tuvieron fuerzas y cedieron ante la capacidad de la nacida en el Haras Los Azahares que superó a Run's Happy, Bayona y Cata Music en 1.53.26 para los 1,800 metros de la pista de césped.

La entrenada por Andrés Arredondo para el Stud Quaker State (de doblete clásico), terminó abonando S/. 105.60 por boleto a ganador, brindando una enorme sorpresa en medio de una reunión que pintaba para tener resultados relativamente lógicos. La castaña apareció con su paso demoledor desde el vamos y dejó con el sabor de victoria en los labios de Run's Happy que hasta ahora no puede conseguir victoria.

Fue el segundo impacto en seis presentaciones para la hija de Yazamaan y Due To Mystique que deja abierto el tema de la mejor hembra del césped, ya que ante la ausencia de Candy Tales, la incursión de Matrioshka en arena y la caída de Runs' Happy, estamos huérfanos de lidereza en el césped. Aunque para tener ese galardón, Alabarda tendrá que confirmar medios corredores en la siguiente.

José L. De La Cruz

Fotógrafo y fundador de Todos dentro del Partidor.

Te puede interesar