Milos no tuvo compasión en Clásico “Empery”

Quién pudiera tener la dicha que tiene Milos. Lo estorbaron, pero no pudieron contra él. Lo dejaron sin sitio en los 900, pero no pudieron contra él. Con todo y eso, apareció fuerte en el codo y ejecutó una poderosa atropellada dando a entender que no tuvo piedad por sus rivales.

Todo ello ocurrió en el Clásico “Empery”, prueba disputada sobre 1,800 metros en el césped y exclusivo para potrillos de tres años. El evento contó con una cantidad notable de anotados, pero Milos pudo con ellos desde que salieron los votos pues acumuló 18 de los 22 votos de la cátedra periodística, los que defendió en acción.

Atrás quedaron Top Scape, pero no tan lejos, luego de un carrerón porque tuvo que seguir a los punteros y atacar en el derecho. Citi Bian fue tercero después de sufrir una terrible partida que lo dejó a casi 5 cuerpos del lote. El marcador se completó gracias a que Cafe Cubano dijo presente en los finales.

El nacido en el Haras Gina Santa Rosa le rindió tributo a su padre Yazamaan en el éxito más importante dentro de sus tres salidas, siendo el segundo de orden clásico. Hijo también de Alasya, el vencedor fue presentado por Juan Suárez y llevado al éxito por el otro Juan, pero Eugenio y Enríquez para los colores del Stud Starbucks que solo piensan en grande. El tiempo que quedó solo de anécdota fue de 1.52.83 con baranda de seis metros.



Categorías:Clásico de la semana

A %d blogueros les gusta esto: