Donjuán puso alma, corazón y vida en clásico

Caballo de hierro. A sus siete años Donjuán no cree en el cambio generacional y sigue siendo el mejor entre los velocistas del Hipódromo de Monterrico. Durante la fría tarde del viernes, el tordillo se dio maña de ganar el “Fiestas Patrias”, dando señas que aún sigue vigente en la actualidad hípica.

Al cabo de 1.12.32 para los 1,200 metros, el hijo de Yazamaan peleó toda la carrera con Jairzinho. En el derecho, el defensor del Chompita Roja estaba sintiendo el esfuerzo inicial, ello dio pie a que Donjuán domine, sin embargo, Chiflón y Kempes empezaron a ejecutar sus atropelladas y llegaron volando, detrás del tordillo que se defendió con alma, corazón y vida.

Fue el triunfo 19 en 37 salidas para el tordillo del Stud Jet Set que venía de imponerse en el Clásico “América” (G3) del mes pasado. Ahora confirmó ser el rey de la velocidad en Monterrico.

Nacido en el Haras Gina Santa Rosa, Donjuán es un hijo de Yazamaan y Mari Cat que fue presentado por Juan Suárez. Lo peculiar, además, fue que tuvo la conducción de Edwin Talaverano, dejando la creencia que solo ganaba con Benjamín Cacha Padilla.



Categorías:Clásico de la semana

A %d blogueros les gusta esto: