Asfaloth ni se despeinó en la batalla que tuvo

Fue un monólogo. Asfaloth demostró que en donde corra siempre lo hará bien. Sea en arena, césped, corto o largo, el tordillo siempre saca la garra y esta vez lo hizo en el Clásico “Batalla de Junín”, prueba disputada sobre 1,500 metros en la pista de arena del Hipódromo de Monterrico. El lote se presentaba aparente y ciertamente que fue un éxito claro.

El cronómetro se detuvo en 1.31.56 para la distancia anunciada, sin embargo pudo hacerlo antes pues Carlos Trujillo se limitió a exigir muy poco al pupilo del Stud Contra El Tráfico que sacó ventajas notables contra Papapa Gonzalo que rescató un buen placé. Mo fue tercero, delante de Jazz en un marcador que tuvo a varios del hándicap.

Fue la décima victoria en 25 salidas para el tordillo que acumula otro impacto más en pista de arena habiendo ganado en 1,000, 1,500 y 1,600 metros. En césped ha logrado victorias en tiros que van desde los 1,500 a 2,000 metros. Un todoterreno.

Jorge Luis Salas fue quien presentó en óptimas condiciones al nacido en el Haras Rancho Fátima. El Riviera Cocktail y Toowoomba fue llevado al éxito por Carlos Trujillo para los colores del Stud Contra El Tráfico.



Categorías:Clásico de la semana

A %d blogueros les gusta esto: