Mucho movimiento se registró durante esta semana en relación a los caballos del Stud Starbucks. Algunos de ellos cotejarán en próximos clásicos de la generación, mientras que otros vuelven después de un prolongado tiempo de obligado descanso.

Milos apareció con Edwin Talaverano para cubrir los 1,300 en 1.22.2, rematando los 600 en 37 y 200 finales en 11.2. El nacido en el Haras Gina Santa Rosa alista motores para cotejar en el Clásico “Empery” sobre 1,800 metros en el césped.

Asimismo, Calumbo, para esa misma competencia, cubrió los 1,300 en 1.25, muy fácil, cerrando los 600 en 38 y 12 de final. El trabajo lo realizó con Edwin Talaverano.

De otro lado, Pichonaister, uno de los buenos juveniles que debutó siendo placé de Don Dinero en recta, trabajós los 1,500 en 1.39.0, 37 y 12 con Talaverano. Este caballo estaría siendo de la partida en el Clásico “Manuel Quimper” (L).

Finalmente, Burhan, ganador de dos clásicos dentro de la generación de Golden Leaf, realizó su primer trabajo con Jair Vargas pasando los 600 en 39.3. Este caballo sufrió una lesión que lo alejó de las canchas de forma obligatoria. Fue a descansar al Haras Gina Santa Rosa (lugar en donde nació) y está de vuelta.