Keaton ganó largamente y sigue siendo el rey

El match que en la previa señalaba superior a Keaton se hizo realidad en la cancha del Hipódromo de Monterrico. El pupilo del Stud Myrna logró una clara victoria en el Clásico “Luis Olaechea Du Boi” (L), prueba disputada sobre 1,400 metros en la pista de arena del Coloso de Surco.

Demostró una notable superioridad en los catorce postes que duró el primer estelar del sábado en Monterrico sobre su único rival de turno Radagast. El tiempo en el que se detuvo el cronómetro fue 1.26.01 y fue testigo de los 13 cuerpos que separó al tordillo del castaño que no pudo ni acercarse.

Fue la segunda victoria en una campaña de dos salidas para el vencedor que había debutado ganando el Clásico “Carlos II Watson y Eduardo F. G Watson” (L) sobre 1,200 metros en marzo pasado. Ahora iba a cotejar en un clásico sin rivales de fuste.

El nacido en el Haras Myrna, cuyos colores defiende, es un hijo de Meal Penalty y Megan, que fue presentado por Jorge Salas y llevado al éxito por Edwin Talaverano.



Categorías:Clásico de la semana

A %d blogueros les gusta esto: