Dos de los caballos que encederán las pistas salieron esta mañana a trabajar en Monterrico. Uno viene siendo el mejor de la cancha y el otro en algún momento lo fue. Ambos vienen preparándose para cotejar en las principales pruebas del calendario clásico.

Muy temprano, con Carlos Trujillo en la conducción, apareció Barbón para realizar su trabajo largo. Descontando los 1,600 metros en 1.41.0, rematando de subida, el crédito del Stud Myrna va quedando listo en su camino al “Jockey Club del Perú” (G1).

Por otro lado, Elbchaussee, con Jimmy Quispe, apareció bastante temprano para cubrir los 1,100 metros en 1.14.0, rematando de subida y muy fácil, fiel al estilo de don Sabino Arias, entrenador del alazán. “La idea es volver en el Independencia, pero todo depende del caballo”, manifestó el veterinario del ejemplar.

Entre otros trabajos, Samoa cubrió los 1,400 en 1.33.0, rematando de subida. Kometa, aprontó con Víctor Salazar los 700 en 39, cerrando 200 en 11.1. Y Keaton pasó los 700 en 39, con 11.2 de final.