En final fue como una crónica anunciada. Masar respondió a su excelente pedigree al imponerse por casi dos cuerpos en el “Epsom Derby” (G1), máxima prueba del turf mundial que se desarrolló la mañana del sábado sobre 2,400 metros en la pista de césped de Epsom Downs, en Gran Bretaña.

El vencedor terminó dominando en el derecho un evento que tenía, en la previa, un protagonista principal, el cual se fue ocultando mientras recorrían la subida del pasto inglés. Masar terminó siendo contundente y dejando gratísima impresión, para aventajar a Dee Ex Bee que cayó en los finales. Roaring Lion fue tercero, delante del favorito Saxon Warrior que perdió, a la vez, su invicto.

El tiempo que implantó el hijo de New Aproach para la milla y media en el pasto fue de 2.34.93. El vencedor nació en la sede de Irlanda del Godolphin, cuyos colores defendió. Fue llevado al éxito por William Buick y presentado por Charlie Appleby. Fue el impacto más importante dentro de nueve salidas para hijo de Khawlah.