Pupilo de Bob Baffert se impuso en el Preakness Stakes (G1)

Anda imparable. Justify demostró su enorme corazón y aguantó la atropellada de sus rivales en la edición 143 del Preakness Stakes (G1), prueba disputada sobre 1,910 metros en la pista barroza del Hipódromo de Pimlico, en los Estados Unidos. La segunda corona de la hípica norteamericana nos reservó un epílogo lleno de emociones.

El vencedor venía de hacer historia luego de imponerse en el Kentucky Derby (G1). En esta oportunidad tendría al frente a siete rivales en la segunda gema de la Triple Corona. El reto no fue sencillo, pero pudo superarlo a punta de ganar y corazón porque luego de venir peleando todo el trayecto, se dio maña para aguantar el avance de Bravazo que descontó y fue segundo. Tenfold fue tercero, delante de Good Magic, en 1.55.93 para los 19 postes.

De esta manera, el alazán logró dos de las tres coronas e irá, dentro de tres semanas, en busca de la tercera etapa en el Hipódromo de Belmont, en New York. Estaremos a punto de ver un nuevo triplecoronado o solo a un aspirante al máximo galardón que otorga la hípica en el norte del continente. Justify ha demostrado capacidad corredora en ambas pruebas y buscará, con problemas o no, pasar a la historia.

El héroe del Preakness fue presentado por Bob Baffert en excelente estado. Mike Smith llevó al éxito al hijo de Scat Daddy y Stage Magic que defendió los colores del Stud China Horse Club. Fue la quinta victoria en cinco salidas para el nieto de Ghosztzapper que mantiene un invicto de lujo.