Ganador del “Carlos Pellegrini” (G1) no pudo ser reproductor

LAREDO

El crack Laredo murió a los 28 años este sábado en el Haras Myrna, criadero en donde se encontraba desde que culminó su campaña y cuyos colores defendió. El norteamericano fue uno de los mejores caballos en la década de los ’90.

Hijo de Muscovite y Paula María, fue importado en vientre por el Haras Gina Santa Rosa. En 1993 logró la hazaña al imponerse en el Gran Premio Internacional “Carlos Pellegrini” (G1) con Edwin Talaverano en la silla y presentado por Jorge Salas.

Además, el castaño se impuso en el Gran Premio Nacional “Augusto B. Leguía” y llegó a correr en Estados Unidos completando dos quintos lugares en Gulfstream Park y Hialeah Park, eso en el año 1994.