Barbón estuvo genial y El Entrerriano rompió relojes

IMG_0886

Todo va quedando listo para una nueva participación peruana en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1). La carrera más importante de la región recibirá a cuatro ejemplares peruanos en un trayecto de 2,000 metros y con bolsa de medio millón de dólares.

Esta mañana tres de los caballos nacionales y las dos yeguas peruanas cerraron entrenamiento para lo que será la gran carrera de la próxima semana. El viaje es la madrugada del domingo y los ejemplares van quedando listos para la prueba.

Al promediar las 5:40am saltaron a la cancha las dos yeguas. La Nube e Ikaya pasaron 700 metros bajo la atenta mirada de Jorge Salas. El del Tie Break cubrió la distancia en 39.0 con 11.2 de remate con Carlos Trujillo en la silla, mientras que Ikaya pasó en 39.1 con 11.1 de remate teniendo a Talaverano en la conducción.

Minutos más tarde los machos fueron las estrellas. Barbón pasó los 800 en 44.4 con 11 de remate dejando muy contento a Trujillo Crisóstomo quien manifestó que el caballo anda en buen momento. Salas Vera ratificó lo dicho por el piloto peruano.

Kodiak Boy cubrió los 600 en 33.2 con Talaverano en la silla, mientras que El Entrerriano pasó los 1.000 en 0.58.3, con remate de 36 para los 600 y final de 11.1 con Jacinto Rafael Herrera en el sillín. En tanto, Dixie Wave solo se limitó a galopar.

El viaje de la delegación peruana está pactado para el domingo por la mañana. Los ejemplares nacionales saldrían del Hipódromo de Monterrico entre las tres y cuatro de la madrugada rumbo al aeropuerto internacional Jorge Chávez en donde subirían al avión que los llevaría a Montevideo de forma directa.